El problema económico de fondo es la escasez: no todo alcanza para todos, menos en las cantidades que cada uno quisiera, y mucho menos gratis. Nunca viviremos en un mundo de abundancia, en el cual todo alcance para todos, en las cantidades que cada uno quiera, y gratis. La escasez estuvo, está y estará presente, pero puede reducirse.

En esa reducción consiste el progreso económico: la capacidad para producir más y mejores bienes y servicios para un mayor número de gente.

Para reducir la escasez deben cumplirse ciertas condiciones. Por el lado de la oferta debe producirse lo más posible (para lo cual se requiere la mayor cantidad posible de inversiones directas) y ofrecerse lo producido al menor posible (para lo cual se necesita la mayor competencia posible, en todos los sectores de la actividad económica, en todos los mercados de la economía). Por el lado de la demanda debe generarse la mayor cantidad posible de ingreso (para lo cual hace falta la mayor productividad posible y que la cantidad de trabajo demandado por los empleadores sea mayor que la cantidad ofrecida por los trabajadores). Por el lado del dinero conviene que este aumente su poder adquisitivo (que con la misma cantidad de dinero, al paso del tiempo, pueda comprarse una mayor cantidad de los mismos bienes y servicios).

Centro la atención en la segunda condición por el lado de la oferta: que lo producido se ofrezca al menor precio posible, para lo cual se requiere de la competencia de las importaciones, momento de preguntar qué es lo importante: ¿que se consuma lo producido por uno mismo o que se consuma lo que pueda comprarse a menor precio, independientemente de quién lo haya producido (sin olvidar que para comprar previamente hay que vender, para lo cual primeramente hay que producir)? ¿Cuál de estas dos opciones contribuye mejor a reducir la escasez? La segunda. Entonces, ¿cómo calificar la afirmación de López Obrador de que el reto es producir en México los alimentos que comemos?

 

E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Twitter: @ArrturoDammArnal

 

 

 

 

 

 

Compartir
Pin It

Libro ¿Por qué los impuestos son un robo?

Existe un escenario en el que no es ético pagar impuestos. El autor desarrolla y expone un sólido análisis al respecto y explica con suma claridad cuál es el origen y función de estos. Aquiéralo en librerías o contáctenos

Monografía reciente

herencia

El gobierno de EPN deja un México más pobre, endeudado, devaluado, violento y corrupto, del que recibió, aunque de cara a las elecciones nos quieran pintar a “billetazos” un México color de rosa.

Leer completo