tapadera de corrupción

Aunque formalmente la Procuraduría General de la República es un organismo independiente, en la práctica, y más bajo el actual gobierno, parece seguir “a pie juntillas” las órdenes del Presidente”.

El despido del fiscal de la FEPADE (Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Electorales) por comentar que no aceptaría chantajes de los involucrados en la recepción ilegal de millones de dólares, entregados por la compañía brasileña Odebrecht para financiar en el 2012 la campaña del entonces candidato a la Presidencia por el PRI, a cambio de contratos con sobreprecios en PEMEX, es una muestra de la ausencia de independencia de la PRG del Ejecutivo federal.

Cualquier presunto delito de orden federal no llega a los tribunales federales, si altos funcionarios del Ejecutivo Federal o el Presidente no le dan el visto bueno a la PGR o les prohíben tocar un expediente.

El Auditor Superior de la Federación (ASF) señaló que durante los últimos años de todos los expedientes entregados a la PGR sobre presuntos desvíos de recursos públicos por funcionarios federales, el 97% no fueron consignados a jueces del Poder Judicial Federal. Solo consignaron el 3%, y varias de esas consignaciones mal hechas, en tal forma que fuera fácil para un abogado lograr la libertad de su cliente argumentando violaciones al “debido proceso”.

En algunos casos la PGR ha coadyuvado en la detención de gobernadores corruptos por la presión de la opinión pública y las peticiones de gobernadores de oposición en esos Estados, como sucedió con los ex “gobers” de Quintana Roo y Veracruz.

En otros casos, aunque existen pruebas del ilícito, como es el caso del exdirector de Pemex y del exgobernador de Chihuahua, presuntamente  hay órdenes de la Presidencia a la PGR de congelar esos casos, pues exhibirían que las ayudas que entregó la compañía brasileña o una parte de lo que se robó el ex “gober” priista de Chihuahua, fue para financiar la campaña del actual Presidente, lo que en la antesala de la elección presidencial le restaría más votos al PRI, y lo sumirían todavía más en su tercer lugar en las preferencias de los votantes en las próximas elecciones.

Compartir
Pin It

Monografía de hoy

portada frutos

Regresar a las mismas políticas estatistas que el siglo pasado no significa ninguna esperanza para los mexicanos, sino otro retroceso, igual o peor al que hemos tenido con la “cleptocracia” que vivimos.

Leer completo

Monografía reciente

herencia

El gobierno de EPN deja un México más pobre, endeudado, devaluado, violento y corrupto, del que recibió, aunque de cara a las elecciones nos quieran pintar a “billetazos” un México color de rosa.

Leer completo

Libro ¿Por qué los impuestos son un robo?

Existe un escenario en el que no es ético pagar impuestos. El autor desarrolla y expone un sólido análisis al respecto y explica con suma claridad cuál es el origen y función de estos. Aquiéralo en librerías o contáctenos